lunes, 19 de mayo de 2008

Sobre las cabezas y las sombras

Digamos que de todo tu cuerpo
tu cabeza era la única parte
que no reflejaba su sombra

digamos que al entrar a un cuarto
totalmente oscuro
lo único fosforescente
era tu propia cabeza

digamos que apareció
una mujer y te hizo perder la cabeza.

digamos que ahora alumbras su casa
y tú, te tropiezas

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡El Chino Pop esta enamorado! Maravilloso antídoto frente a su nihilismo chikipunk-emo!

REGINIZADO

Anónimo dijo...

oe responde pessssss

busy bossy dijo...

la vez pasada le dije chikipunk
kskskss